REUMATOLOGÍA

¿Qué es la Reumatología?

La Reumatología es la especialidad médica que se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades musculoesqueléticas  y autoinmunes sistémicas. Se trata de una de las especialidades que más avances en diagnóstico y tratamiento ha experimentado en los últimos años.

Existen más de 200 enfermedades reumáticas y pueden afectar a cualquier rango de edad, desde niños hasta ancianos. En su conjunto, estas patologías afectan a uno de cada cuatro adultos en España. Son la segunda causa de consulta, tras las infecciones respiratorias agudas, en Atención Primaria y la primera causa de incapacidad en nuestro medio. Además, las enfermedades del aparato locomotor son las que más deterioran la calidad de vida de las personas, por encima de las enfermedades de pulmón y corazón.

Las enfermedades musculoesqueléticas afectan a huesos, músculos y articulaciones, así como a los tejidos que los rodean, pudiendo producir dolor, inflamación, rigidez, limitación de movimiento y deformidad. Por otra parte, las enfermedades autoinmunes sistémicas, como el lupus, el síndrome de Sjögren, la esclerodermia o la dermatomiosotis, pueden afectar a cualquier órgano del cuerpo, como los riñones, el pulmón, la piel, el corazón o el cerebro.

Estas enfermedades suelen ser crónicas, por lo que precisan de seguimiento por el reumatólogo a lo largo de toda la vida.

¿Cuáles son las enfermedades que afectan a este aparato locomotor?

Existen muchas clasificaciones de los padecimientos reumáticos. La más sencilla, desde el punto de vista de salud pública, los clasifica en cinco grandes grupos:

  • Artritis.
    El término artritis se refiere a la afectación directa de las articulaciones, las cuales se hinchan, duelen y pierden su movilidad. Pueden ser transitorias o crónicas. La artritis puede ser una enfermedad como tal, como es el caso de la artritis reumatoide, la artritis gotosa, la espondilitis anquilosante, la artritis psoriásica, la artritis idiopática juvenil y otras espondiloartropatías. O también, constituye un síntoma de otras enfermedades reumáticas como en el caso del Lupus Eritematoso Sistémico.
  • Artrosis.
    En este grupo de enfermedades, el daño inicial asienta en el cartílago articular que se degenera progresivamente y con ello la articulación duele, se deforma y pierde su movilidad. La artrosis puede ser primaria (la más frecuente y de causa desconocida) o secundaria a otras enfermedades.
  • Dolor Lumbar
    En la mayor parte de los casos, es de origen desconocido, pero en ocasiones su causa radica en una hernia discal, un conducto lumbar estrecho, o en anomalías estáticas de la columna vertebral.
  • Osteoporosis y enfermedades primarias del hueso.
    La osteoporosis es una enfermedad en la que la falta de resistencia ósea conduce a la aparición de fracturas. Es una auténtica epidemia en el mundo occidental debido al envejecimiento progresivo de la población.
  • Reumatismos de partes blandas.
    Engloba las enfermedades de los tendones (tendinitis), bolsas serosas (bursitis), músculos (miopatías), e incluso del sistema nervioso periférico, como los síndromes de atrapamiento nervioso.
  • Enfermedades autoinmunes y sistemáticas.
    Engloba un conjunto de enfermedades cuya base principal es la alteración del sistema inmunológico, el cual produce anticuerpos (autoanticuerpos) frente al propio organismo, es decir, una alteración de la inmunidad en la que lo propio se reconoce como extraño. Estas enfermedades se llaman sistémicas, porque generalmente afecta a diferentes órganos y sistemas (piel, pulmón, riñones, corazón, ojos…). Algunos ejemplos son: la esclerosis sistémica (también llamada esclerodermia), el lupus eritematoso sistémico, el síndrome de Sjögren, la polimiositis, la dermatomiositis o la enfermedad mixta del tejido conectivo.
  • Vasculitis.
    Las vasculitis son una entidad un tanto especial, en la que la afectación predominante es la inflamación a nivel de los vasos sanguíneos (arterias, arteriolas, venas, capilares). Dicha inflamación puede ser desencadenada también por la presencia de autoanticuerpos. La polimialgia reumática es la enfermedad más prevalente en este grupo.