PSICOLOGÍA

¿Qué es?

La psicología es la especialidad que trata la mente y los procesos mentales, especialmente con respecto al comportamiento. Ofrece apoyo y orientación, tanto a los niños como a los adultos, mediante la psicoterapia.  

Principales patologías

La psicología es una ciencia que no solo trata las enfermedades, sino que ayuda a la prevención de otros problemas:

  • TDAH
    El trastorno de déficit de atención e hiperactividad es una patología que afecta generalmente a los niños cuando tienen un problema de atención, demasiada actividad y son muy impulsivos. Cualquiera de estas conductas puede darse en los niños, sin embargo, si se repiten por más de 6 meses y el niño tiene entre 6 y 12 años debe ser evaluado.
  • Trastornos de ansiedad
    Cuando la preocupación es constante y frecuente se puede sufrir un cuadro de ansiedad. Generalmente, la tensión producida por un problema hace aflorar las preocupaciones por otros y así sucesivamente hasta que se tiene dificultad para realizar otra actividad, fatiga, irritabilidad e inquietud. Estos síntomas pueden derivar en problemas físicos como: dolor de estómago, vómitos, diarrea, etc.
  • Autismo
    Es un trastorno del desarrollo que generalmente aparece en los 3 primeros años de vida. Los niños no son capaces de entablar relaciones sociales normales y se comportan de manera impulsiva y ritual.
  • Demencia
    Es el deterioro progresivo de la capacidad mental. La memoria, el juicio, la concentración y la capacidad de aprendizaje se ven disminuidas produciendo un deterioro de la personalidad.
  • Depresión
    Es un sentimiento de tristeza intenso que puede producirse después de una pérdida, magnificando la situación y la causa. Si se mantiene por un período largo, se está triste, irritable o ansioso es necesario la ayuda de un especialista antes de que derive en una enfermedad más grave.
  • Trastorno bipolar
    Es una depresión maníaca en la que los pacientes alternan episodios de estado de ánimo bueno a una depresión o irritabilidad. Las fluctuaciones suelen ser rápidas y el estado maníaco o depresivo puede durar tiempo.
  • Trastornos por abuso de sustancias adictivas
    La dependencia y abuso de ciertas sustancias como el alcohol o drogas puede desencadenar problemas de adaptación y comportamiento en los pacientes: agresividad, irritabilidad, descontrol de las funciones del cuerpo, problemas de adaptación social y familiar, etc.