PODOLOGÍA

¿Qué es?

La podología es la especialidad médica que estudia y trata del cuidado de los pies, incluyendo su anatomía, enfermedades y tratamiento médico quirúrgico para las enfermedades más graves.  

Principales patologías

Hay muchos motivos por los que acudir al médico con relación a las alteraciones de los pies como:

  • Pies planos
    Se produce cuando uno o más arcos del pie se han reducido o aplanado. No suele ser doloroso, pero a veces existe dolor en el tobillo, en el pie o en la parte inferior de la pierna. En niños pequeños es frecuente, aunque cuando crecen, alrededor de los 2 o 3 años, se puede ir formando.
  • Tendinitis de talón
    Es la inflamación del tendón de Aquiles. Se detecta porque se hincha y duele la zona, tanto al caminar, como al correr o al tocarlo.
  • Fascitis plantar
    Es la inflamación del tejido grueso que se encuentra en la parte inferior del pie. Este tejido conecta el calcáneo (hueso que forma el talón del pie) con los dedos, creando el arco del pie. Es una afección muy dolorosa que puede impedir el caminar. Por lo general, se detecta por el dolor y rigidez de la parte interior del talón. Por las mañanas o después de haber estado sentado un rato, el dolor suele ser más agudo hasta que se inicia la marcha.
  • Úlceras diabéticas
    Las personas diabéticas tienen mayor riesgo de padecer úlceras o llagas en los pies. Estas úlceras a menudo son indoloras, por lo que es sumamente importante el examen regular de los pies. Se detectan mediante la exploración y hay que quitar el tejido muerto o infectado y limpiar y desinfectar la herida. Pueden tardar un par de semanas en sanar.
  • Artritis
    La artritis es una enfermedad que ataca a las articulaciones, ocasionando deformaciones. Generalmente, las personas que están afectadas por la artritis reumatoide desarrollan síntomas en los pies o en los tobillos –dolor, hinchazón, y rigidez-.
  • Onicomicosis
    Los hongos en la uñas de los pies es la enfermedad más común que se produce en la zona. No es una enfermedad dolorosa, se caracteriza por el amarilleo de la uña, pero puede producir su rotura o descamación produciendo engrosamiento y dificultad para andar o llevar zapatos.
  • Juanetes
    Cuando el dedo gordo rota hacia el segundo dedo se produce una deformidad del hueso, que es muy dolorosa en la mayoría de las ocasiones. Puede ser hereditario, aunque el uso de zapatos estrechos y de tacón alto favorece su aparición.
  • Uñas encarnadas
    Se produce cuando la uña del pie se “entierra” dentro de la piel del dedo. Los principales síntomas son enrojecimiento, hinchazón y dolor. En muchas ocasiones, si no se trata a tiempo, puede producir infecciones.
  • Fracturas óseas
    Los pies son una parte del cuerpo que soporta mucho peso a diario. Un mal cuidado de los pies, malas posturas, calzado inadecuado, realización de ejercicio excesivo, etc., pueden ser causa de una rotura de los dedos o de las articulaciones.