CARDIOLOGÍA

¿Qué es?

La especialidad de Cardiología se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan al corazón y las grandes arterias, denominadas enfermedades cardiovasculares.

También incluye la identificación y control de los factores, como la hipertensión arterial, el colesterol elevado, el tabaquismo, la diabetes o la obesidad, suponen un aumento significativo del riesgo de sufrir un accidente cardiovascular, desarrollando así una labor preventiva fundamental.

Principales patologías

Aunque algunas de ellas son congénitas, muchas de las enfermedades y accidentes cardiovasculares pueden prevenirse. Pero lo importante es ser consciente de los síntomas para poder recibir la atención necesaria de manera inmediata acudiendo a un cardiólogo:

  • Infarto de miocardio. Se produce a raíz del estrechamiento de las arterias coronarias, de modo que no llega suficiente oxígeno, el corazón no tiene suficiente energía para moverse con normalidad y mueren las células a las que este no llega. Los síntomas son muy característicos: dolor opresivo intenso en la base del esternón que se irradia hacia la mandíbula, el cuello y espalda, y el brazo izquierdo, y en algunos casos también el derecho. Igualmente, se puede tener sudor frío y mareo.
  • Angina de pecho o cardiopatía isquémica. Los síntomas son similares a los del infarto, especialmente por el dolor opresivo en la parte baja del esternón. También se produce por el estrechamiento, sin llegar a la oclusión, de una o más arterias coronarias.
  • Arritmia. Es una alteración del ritmo cardiaco, bien por un aumento (taquicardia) o disminución (bradicardia) de la frecuencia cardiaca.
  • Cardiopatías congénitas. Son patologías cardiacas ocasionadas por malformaciones del corazón que se producen en el crecimiento fetal. Pueden ser de muchos tipos y algunas suponen un gran riesgo para la vida.
  • Insuficiencia cardiaca. Se produce cuando el corazón bombea menos sangre de la que necesita el organismo para llevar el suficiente oxígeno a y las células los tejidos.
  • Valvulopatías. Pueden producirse por diferentes causas, pero básicamente se denomina así al mal funcionamiento de una de las válvulas que regulan el paso de la sangre de una cavidad cardiaca a otra.
  • Pericarditis. Es una inflamación del pericardio, una membrana que recubre exteriormente el músculo cardiaco y que ocasiona la acumulación de líquido cardiaco entre esta y la pared del corazón. Su principal síntoma es un dolor agudo e intenso en la zona donde se ubica el corazón, aunque también puede causar fatiga, fiebre, etc.
  • Endocarditis. En este caso se inflama el endocardio, que es una membrana que recubre las válvulas y las cavidades cardiacas en su interior. Suele producirse como consecuencia de una infección.